cabecera podcast

Vista de pájaro: ver las cosas con otra perspectiva

Escuchar ahora
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en septiembre, 2021

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

#218. Ahora que me tiran del Airbnb he pensado que sería un buen momento para recordar(me) de que tengo que ser un maldito halcón milenario para ver las cosas con perspectiva.

Cambia tu perspectiva para resolver tus problemas

Lo que supones que es la realidad es en realidad una interpretación de la misma creada por tu mente. Cambiando tu forma de ver las cosas puedes hacer desaparecer los problemas.

¿Por qué siempre a mí?

Una forma de ver esta idea de la perspectiva se refiere a cómo consideras que suceden los acontecimientos: ¿crees que te están sucediendo a ti o no?

Si crees que todo te está ocurriendo a ti, entonces vas a luchar para disociarte de las cosas negativas y estarás constantemente anhelando fuentes de validación para sentirte positivo sobre ti mismo.

Este es un mal lugar para estar.

Si cada vez que algo va mal -tal vez el tren llega tarde y pierdes una reunión en el trabajo- tu primera reacción es

«¡Esto siempre me pasa a mí! Qué mala suerte tengo!»

Entonces estás sufriendo un caso de perspectiva equivocada.

Tienes que preguntarte:

¿Realmente te pasa siempre? ¿Me estás diciendo que nunca has subido a un tren que haya llegado a tiempo? ¿Eres la única persona en ese tren?

Cuando empezamos a describir las cosas en términos absolutos, tendemos a olvidarnos de las veces que no fue así, y si te quedas pensando en eso, no te sientes bien.

En esos momentos, recuérdate a ti mismo que esas cosas no ocurren siempre -tendrás al menos una excepción a cada escenario que crees que «siempre» te ocurre- y que, en realidad, no sólo te ocurren a ti, sino también a todos los demás que están atrapados en el tren, así que no tienes que tomártelo como algo personal.

Ese pequeño cambio de perspectiva marcará la diferencia en cómo te sientes ante los acontecimientos inesperados, especialmente los malos.

Abogado del diablo

Una discusión no es más que dos relatos diferentes de un mismo acontecimiento contados desde puntos de vista opuestos, ¿no?

El hecho de que discutir sea algo ya demuestra que los acontecimientos pueden interpretarse de distintas maneras.

Imagina que estás sentado en un bar y, aparentemente de la nada, te cubres de una marca genérica de cerveza. Te mancha la camisa y los pantalones. Te das la vuelta y ves a alguien riéndose. ¿Cuál es tu primera reacción?

Este tipo debe haberlo hecho.

Te enfrentas al tipo y te dice que estaba bromeando con su amigo y que simplemente se ha girado y te ha llamado la atención. No le crees y estás a punto de darle un puñetazo cuando un avergonzado camarero te toca en el hombro para darte una toalla. Lo ha golpeado al pasar y sólo se ha dado cuenta cuando su encargado le ha gritado.

Tres perspectivas, un acontecimiento.

¿Cómo evitas que esto se agrave si te ocurre a ti?

Bueno, en primer lugar, recuerda decirte a ti mismo que no te está pasando a ti. No eres la única persona a la que le pasa.

Luego, intentas imaginar de nuevo el suceso desde distintos ángulos. Imagina que eres el que se ríe. Acabas de compartir un chiste con tu amigo y estás a punto de ir al bar cuando te encuentras con un idiota que te amenaza con darte un puñetazo. Si fueras tú, ¿cómo te sentirías? ¿Qué dirías?

Si puedes adoptar un punto de vista diferente sobre el acontecimiento, puedes eliminar la emoción del mismo. Puedes comprender que hay diferentes interpretaciones y que no sólo una de ellas es correcta. Esto te da el poder de elegir cómo te sientes sobre algo, o sobre cualquier cosa. Quién sabe, puede que ahora incluso te parezca divertido.

Tu nuevo superpoder

Esto es realmente sorprendente. ¿Ser capaz de decidir cómo te hace sentir algo? Imposible, y sin embargo muy alcanzable.

La última pieza del rompecabezas consiste en prepararte para estar abierto a las posibilidades. Volviendo a la ilusión del vestido, lo que ves inmediatamente antes de la foto puede determinar cómo lo ves, y lo mismo ocurre con tus problemas.

Es como poner una capa de fondo en una pared antes de pintarla. Imprimación.

Cuando te enfrentas a un problema, si entras a resolverlo desde una perspectiva equivocada, es poco probable que encuentres el resultado correcto.

Creo que esto es lo que la gente quiere decir cuando habla de «ser positivo». No se trata tanto de flotar en una nube todo el día e ignorar el caos que te rodea, sino de ser capaz de apreciar que hay alternativas. Siempre.

Puedes prepararte para estar abierto recordándote que tienes opciones. En el calor del momento eso no siempre es fácil, así que volver atrás para comprobar que has eliminado los absolutos, que has encontrado una excepción y que has utilizado una perspectiva diferente es probablemente la mejor opción.

Para los problemas que tengas tiempo de considerar, puedes intentar hacer algo de meditación antes. O ir a dar un paseo. Cambiar tu entorno puede tener un efecto sorprendente en la forma de resolver un problema.

Este tipo de actividad te prepara para empezar a pensar en tu problema de forma correcta, generarás más ideas y, por tanto, es más probable que des con una resolución adecuada.

¿Cómo sabes si estás viendo montañas en el cielo o rocas bajo el agua?

Bueno, lo sabrás desde donde estés, pero ya entiendes el sentimiento: todo depende de tu perspectiva.

Recuerda:

  1. Piensa en la excepción: no es «siempre» el caso.
  2. Cambia de posición – ¿qué pensaría otra persona que viera esto?
  3. Prepárate – recuerda que siempre hay alternativas. Siempre.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría