cabecera podcast

Mi misión: 1000 seguidores (de verdad)

Escuchar ahora
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en septiembre, 2021

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

#212. He decidido que el objetivo de este podcast será conseguir 1000 fans de los de verdad. De los que se implican. Para conseguirlo voy a crear contenido pensando en ellos y por lo tanto el contenido que los miembros actuales también quieren.

El activo más importante

La mayoría de los creadores de contenidos están familiarizados con el concepto clásico de Kevin Kelly de «1.000 verdaderos seguidores». Sin embargo, la mayoría lo interpreta mal.

Como creador de contenidos (por ejemplo, escritor, podcaster, bloguero), tu principal activo no es el contenido, ni tu audiencia. Es la relación que construyes con la gente. Es la confianza. O, si utilizamos los términos offline, es la reputación que tienes.

Si lo piensas, una «marca personal» no es nada más grande que el hecho de que un número suficiente de personas confíen en ti para darte beneficios externos (como clientes para tu empresa o la disposición a pagar por contenidos adicionales).

Cuando Kevin Kelly hablaba de «1.000 verdaderos seguidores», se refería a que, en el mundo de la conectividad instantánea, los creadores serían capaces de conseguir seguidores de diferentes partes del mundo, y establecer relaciones genuinas con ellos. Hazlo todo bien, y estas personas se convertirán en tus seguidores de por vida.

Pero construir relaciones no es lo mismo que «atraer una audiencia» o «construir un boletín».

Marketers vs. Creadores

Hay dos tipos de bloggers:

  1. Marketers: los que utilizan la creación de contenidos como táctica (para impulsar las ventas de su negocio o para ganar dinero). Alguien como Gary Vaynerchuk.
  2. Creadores: los que crean contenidos porque sienten la necesidad de hacerlo o porque les gusta el proceso. Alguien como Casey Neistat.

No hay nada malo en ser del primer tipo. En ese caso, eres esencialmente un ejecutivo de los medios de comunicación, que utiliza la creación de contenidos como una herramienta para crear valor. El problema viene cuando los dos tipos de bloggers se mezclan: cuando un comercializador se comporta como si fuera un creador.

Hay una gran diferencia entre crear contenido, construir una relación sólida con tus lectores y utilizarlo como una táctica de enriquecimiento.

Considero a las personas suscritas a Sociedad Ninja como mi inspiración. Hablo con ellos, les consulto y les hago preguntas sobre lo que les gusta de mi contenido. Ellos responden y nos lo pasamos bien.

La única razón por la que mi audiencia confía en mí es que saben que no intentaré aprovecharme de esa confianza, si mis seguidores compran mi trabajo (por ejemplo, mis libros) eso siempre es una ventaja.

Y si, dentro de unos años, tengo 1.000 personas que confían en mí, que se acuerdan de mí, que apoyan mi contenido y que cuando pasa tiempo echan de menos oír mis chistes malos, entonces tendré a «1.000 verdaderos seguidores».

Reciprocidad

Internet es una red compuesta de redes. YouTube es una red. Tu cuenta de Instagram es una red, de la que tú eres líder.

Cuando formas parte de una gran red (como YouTube), el valor de la red se expande a medida que entra más gente en ella. Esto se llama la Ley de Metcalfe.

«La ley de Metcalfe afirma que el efecto de una red de telecomunicaciones es proporcional al cuadrado del número de usuarios conectados al sistema», dice Wikipedia.

Las redes crearon un nuevo tipo de economía.

En la nueva economía creada por Internet, no te importa nada de eso porque las reglas son diferentes. Cuanto más das, más recibes.

Según la ley de Metcalfe, si te unes a la red, todos se benefician. 1+1 = 3. Al mismo tiempo, cuando das valor a la red, todos se benefician. Si no das valor, todos sufrimos porque nos perdemos.

La confianza se construye lentamente

Aun así, si tienes 1.000 suscriptores en YouTube o Instagram, no significa que hayas conseguido 1.000 verdaderos seguidores. Tu número de seguidores es sólo eso, un número, mientras que los seguidores no se pueden atraer ni comprar. La confianza se construye a lo largo de mucho tiempo.

No puedes esperar crear un boletín de noticias, atraer tráfico desde Facebook Ads y tener «1.000 verdaderos seguidores» en algún momento. La confianza de la gente no es algo que se pueda cuantificar y poner en un «embudo».

El concepto funciona para los creadores, no para los marketers.

Si quieres ganarte la vida como creador utilizando el modelo de los «1.000 verdaderos seguidores», tienes que esperar dedicar horas, ser honesto, humano, personal, servir a tu audiencia sin expectativas ni agendas, ser paciente y aparecer a menudo.

Pero vale la pena.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría