cabecera podcast

Me quedé calvo a los 20… y me tocó aceptarlo

Escuchar ahora
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en septiembre, 2021

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

#226. Ya no se me puede caer el pelo por compartir mis inseguridades porque no me queda nada del coliflor que tenía en la cabeza hace unos años. Os cuento mi adopción de la alopecia con todo su esplendor.

Nadie me dijo que me iba a quedar calvo

Los 17 fueron el principio del fin. Fue entonces cuando mi pelo empezó a desaparecer. Y en ese momento, no tenía ni idea de lo que esperaba. De hecho, tardé un poco en darme cuenta.

Recuerdo que, en algún momento, estaba viendo algunos vídeos con amigos y finalmente me di cuenta. Lo que me había llamado la atención no era mi cara de niño, sino mi pelo. O la falta de él. A medida que pasaba de vídeo en vídeo, se hacía más evidente: las comisuras de mi cabello se levantaban. Mi cuero cabelludo estaba a la vista, cubierto sólo por el más fino de los pelos.

«Si mi cabeza tenía ese aspecto hace tres años, ¿qué aspecto tiene ahora? Y, por cierto, ¿por qué nadie me lo dijo?».

Aceptación

Supongo que nunca quieres admitir que estás perdiendo el pelo. Así que la gente que te rodea no quiere señalarlo. Tienen miedo. No saben cómo te vas a tomar esta noticia.

Cuando empecé a preguntar a mis amigos, me dijeron cosas como «Ah, sí, creía que sabías que estabas perdiendo el pelo» y «No sabía que tenía que decírtelo. Pensaba que era bastante obvio que te estabas quedando calvo».

Gracias, chicos.

Así que aquí estoy, a los 17 años, dándome cuenta de lo que aparentemente todo el mundo ya sabía. Me estaba quedando calvo.

¿Qué hago ahora?

Probé también varios métodos, como un aceite raro que en teoría estimulaba el crecimiento del pelo, pero no surtió mucho efecto.

Así que, ¿qué opción me quedaba? Podría no hacer nada y dejar que la naturaleza siguiera su curso. Tener el peinado de un hombre calvo de mediana edad a los 20 años. ¿Qué tal si me pongo sombreros todo el tiempo (ehem)? Podría ser ese tipo con el sombrero puesto sin importar la situación.

Esas eran mis opciones.

Y luego estaba la opción para la que no creía estar preparado. Afeitarse del todo.

Afortunadamente, no eran aguas desconocidas. La mayor contribución de Michael Jordan a la sociedad fue el truco de afeitarse la cabeza. Sabía que estaba perdiendo el pelo, así que fue a vencer a la naturaleza. Hizo un mate sobre la naturaleza. Y sentó las bases para que más gente como él, que también se estaba quedando calva de joven, hiciera lo mismo.

Sin embargo, sólo había un obstáculo para mí y la cúpula calva. Un miedo que tenía que dejar de lado. ¿Tenía yo la forma de la cabeza para ello? ¿Y si tenía una cabeza rara y parecía un extraterrestre?

Las opciones eran:

  1. No afeitarme la cabeza y parecer un hombre de mediana edad a los 20 años y que se burlaran de mí
  2. Afeitarme la cabeza y mostrar mi potencialmente extraña cabeza de alienígena y que se burlaran de mí.

Toca decidir

Creo que fue en 2016 o 2017 que decidí que me afeitaría la cabeza una vez y, si la forma de la cabeza era rara, me dejaría crecer el pelo. El pelo que pudiera volver a crecer de todos modos. O bien me pondría un sombrero. Sí.

Decidí dejarme de tonterías y hacer terapia de shock: me afeité la cabeza. Marqué el día en mi calendario y decoré mi calvicie con una gorra nueva, para dejarla bien bonita.

Bueno. Parece que toca aceptarlo…

Ah, resultó que la forma de mi cabeza era normal. ¡Uf!

Algunos consejos

Sé que afeitarse la cabeza no es para todo el mundo. No todo el mundo puede conseguir este look. Yo hago que parezca fácil.

Pero creo que más hombres deberían dejar de hacer las cosas que hacen para ocultar su calvicie. Sé calvo. Siéntete orgulloso, maldita sea.

En realidad estoy muy seguro de mi calvicie y estoy dispuesto a dar a cualquiera que se quede calvo una consulta sobre cómo vivir la vida calva. No de gratis, por supuesto.

Aquí un avance:

  • Primer consejo: Déjate crecer la barba.
  • Segundo consejo: Aféitate la cabeza en la ducha.
  • Tercer consejo: Habla con otros tipos calvos.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría