cabecera podcast

El «rastreator» para buscar inversiones

Escuchar ahora
autor del podcast

Autor: Pau Ninja
Último episodio en septiembre, 2021

¿Te gusta el podcast?
Entonces te encantarán los episodios premium y la comunidad.

¿Estás empezando a invertir y no sabes cómo encontrar buenas oportunidades? Sigue leyendo.

Los mejores consejos para buscar inversiones

Utiliza estos consejos y pasos clave para ayudarte a encontrar una inversión adecuada para ti.

Revisa tus necesidades y objetivos

Merece la pena tomarse un tiempo para pensar en lo que realmente quieres de tus inversiones.

Conocerte a ti mismo, tus necesidades y objetivos y tu apetito por el riesgo es un buen comienzo, así que reúne esa información para estar preparado para elaborar tu plan. Para hacer un buen plan de ahorro e inversión, tienes que hacer un balance de tu situación financiera. Evalúa tus objetivos y lo que puede deparar el futuro, y ten en cuenta tu experiencia y actitudes. A continuación, identifica el dinero del que dispones.

Considera cuánto tiempo puedes invertir

Piensa en el tiempo que necesitas para recuperar tu dinero.

Los plazos varían según los objetivos y afectarán al tipo de riesgos que puedes asumir. Por ejemplo:

  • Si estás ahorrando para el depósito de una casa y esperas comprar en un par de años, las inversiones como las acciones o los fondos no serán adecuadas porque su valor sube o baja. Limítate a las cuentas de ahorro en efectivo, como las ISA en efectivo.
  • Si estás ahorrando para tu pensión dentro de 25 años, puedes ignorar las caídas a corto plazo del valor de tus inversiones y centrarte en el largo plazo. A largo plazo, las inversiones distintas de las cuentas de ahorro en efectivo suelen darte más posibilidades de superar la inflación y alcanzar tu objetivo de pensión.

Haz un plan de inversión

Evita las ofertas de inversión no solicitadas.

Si estás considerando una oferta de inversión, busca asesoramiento imparcial.

Una vez que tengas claras tus necesidades y objetivos (y hayas evaluado el riesgo que puedes asumir) elabora un plan de inversión.

Esto te ayudará a identificar los tipos de productos que podrían ser adecuados para ti.

Una buena regla general es empezar con inversiones de bajo riesgo, como las cuentas individuales de ahorro en efectivo.

Después, añade inversiones de riesgo medio, como los fondos de inversión, si estás dispuesto a aceptar una mayor volatilidad.

Sólo considera las inversiones de mayor riesgo una vez que hayas acumulado inversiones de bajo y medio riesgo.

Incluso entonces, sólo hazlo si estás dispuesto a aceptar el riesgo de perder el dinero que pongas en ellas.

¡Diversifica!

Es una regla básica de la inversión que para mejorar tus posibilidades de obtener un mayor rendimiento tienes que aceptar más riesgo.

Pero puedes gestionar y mejorar el equilibrio entre el riesgo y el rendimiento repartiendo tu dinero entre diferentes tipos de inversión y sectores cuyos precios no se mueven necesariamente en la misma dirección: esto se llama diversificar.

Puede ayudarte a suavizar los rendimientos sin dejar de lograr el crecimiento, y a reducir el riesgo global de tu cartera.

Decide cómo de comprometido quieres estar

Si necesitas ayuda para entender un producto financiero, obtén asesoramiento financiero antes de comprarlo.

Invertir puede ocupar tanto o tan poco de tu tiempo como quieras:

  • Si quieres ser práctico y te gusta tomar decisiones de inversión, puedes considerar la compra de acciones individuales, pero asegúrate de que entiendes los riesgos.
  • Si no tienes tiempo o ganas de ser práctico (o si sólo tienes una pequeña cantidad de dinero para invertir), una opción muy popular son los fondos de inversión, como los fondos comunes de inversión y las sociedades de inversión de capital variable (OEIC). Con ellos, tu dinero se junta con el de muchos otros inversores y se utiliza para comprar una amplia gama de inversiones.
  • Si no estás seguro de los tipos de inversión que necesitas, o de los fondos de inversión que debes elegir, pide asesoramiento financiero.

Comprueba los gastos

Si compras directamente inversiones, como acciones individuales, tendrás que utilizar un servicio de intermediación bursátil y pagar los gastos de negociación.

Si te decides por los fondos de inversión, hay gastos, por ejemplo para pagar al gestor del fondo.

Y, si recibes asesoramiento financiero, pagarás al asesor por ello.

Tanto si buscas agentes de bolsa como fondos de inversión o asesores, los gastos varían de una empresa a otra.

Pide a cualquier empresa que te explique todos sus gastos para saber lo que vas a pagar, antes de comprometer tu dinero.

Aunque unos gastos más elevados pueden significar a veces una mayor calidad, pregúntate siempre si lo que te cobran es razonable y si puedes obtener una calidad similar y pagar menos en otro sitio.

Inversiones que debes evitar

Evita los productos de alto riesgo a menos que entiendas perfectamente sus riesgos específicos y estés dispuesto a asumirlos.

Sólo considera los productos de mayor riesgo una vez que hayas acumulado dinero en inversiones de bajo y medio riesgo.

Y algunas inversiones, por lo general, es mejor evitarlas por completo.

Revisa periódicamente, pero no «vigiles las acciones»

Las estadísticas demuestran que los inversores que vigilan sus inversiones día a día tienden a comprar y vender con demasiada frecuencia y obtienen peores rendimientos que los inversores que dejan que su dinero crezca a largo plazo.

Las revisiones periódicas (por ejemplo, una vez al año) te asegurarán el seguimiento de la evolución de tus inversiones y el ajuste de tus ahorros según sea necesario para alcanzar tu objetivo.

Recibirás extractos periódicos que te ayudarán a hacerlo. Infórmate más abajo.

Sin embargo, no tengas la tentación de actuar cada vez que los precios se muevan en una dirección inesperada.

Los mercados suben y bajan todo el tiempo y, si eres un inversor a largo plazo, puedes aguantar estas fluctuaciones.

Sobre este podcaster ninja

podcaster En internet soy Pau Ninja y aunque tengo muchos blogs de mil temáticas que me parecen interesantes… Sólo tengo un podcast. Este. En la senda hacia el conocimiento cambié la katana por un micrófono para combatir la sed de curiosidad.

Más episodios de esta categoría